Los Ángeles, Región del Bio bio                                                                                    

En medio de predios dedicados principalmente a la agricultura, ganadería y silvicultura, y a 12 km de la ciudad de Los Ángeles, se encuentra emplazado el Parque eólico Cuel, el primero de gran escala de la región del Biobío, que convoca a gran parte de la comunidad local para aprender sobre energía eólica.

29 de Agosto 2019

La incorporación de la energía eólica en la región del Biobío ha sido rápida y constante. Su crecimiento ha sido exponencial alcanzando en la actualidad una capacidad instalada de 120 MW, con la proyección de que al año 2021, pueda ser la región con más parques eólicos de Chile, con una capacidad de 500 MW.

En ese escenario, el parque eólico Cuel, desde que inició sus operaciones en 2014, se ha convertido en uno de los protagonistas.  Hoy no solo aporta energía a la matriz energética del país, sino que se ha convertido en una plataforma de educación ambiental para la Región del Biobío, pero también de Ñuble, la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, recibiendo instituciones educacionales, organizaciones sociales, grupos de transferencia tecnológica, autoridades nacionales e internacionales, y equipos de prensa, las que hoy suman 4.500 personas.

Estas visitas guiadas son parte del compromiso educativo que tiene el parque con la comunidad y ha permitido que ésta conozca los procesos productivos de generación de electricidad a través de la energía eólica, así como también aprecie cómo un parque eólico puede integrarse de manera armónica y sustentable al territorio.

Esta apertura a la comunidad local ha llamado el interés de muchos actores públicos y privados lo que ha llevado a este parque eólico a firmar importantes convenios de colaboración. Un ejemplo es el convenio firmado con el Municipio de la comuna de Los Ángeles, que desde el año 2015 ha permitido que estudiantes angelinos visiten el parque eólico de manera permanente, y que los establecimientos educacionales públicos de la comuna logren la obtención, mantención y aumento de nivel de su certificación ambiental (SNCAE).

Sin duda, el interés de la comunidad por conocer estas nuevas formas de generación de energía limpia es una realidad y esta apertura que tienen las empresas para mostrar su quehacer y aportar a la educación y a la integración, es un aporte a destacar.